Fuerte en Doctrina pero Frío hacia Cristo


por Horatius Bonar

El egoísmo, en referencia a las cosas de Cristo, obviamente surge de la frialdad hacia Cristo mismo. Una preferencia de sí a Cristo es su raíz y fuente.

Cualquier cosa, por tanto, que tiende a oscurecer o mantener fuera de la vista de la persona de Cristo debe llevar al egoísmo. Puede ser el amor del mundo; puede ser el amor de la criatura, puede ser el amor a los aplausos del hombre. Estos son los cuerpos oscuros que eclipsan la gloria de un Salvador vivo y nutren el ego. 

Pero estos no son todos. Satanás tiene todavía artimañas más profundas. Él se mete en la religión entre nosotros y el Salvador! Los actos religiosos, ordenanzas, deberes, se convierten todos por causa de él en tantos instrumentos para exaltarnos a nosotros mismos y bajar el Salvador.

Pero incluso esto no es todo. Él tiene una artimaña más sutil aún para estos últimos días. Él está tratando de hacer la obra de Cristo un sustituto de su persona, para fijar la atención tanto de la una como de excluir a la otra. El resultado de esto es una religión completamente egoísta y sectaria. Sé que éste es un terreno delicado, pero el mal está aumentando y debe ser dado a conocer.

No son pocos los que están tan ocupados con la verdad, que olvidan "el Verdadero", se ocupan con la fe que pierden de vista de su objeto personal, son dados a meditar en la obra de Cristo que pasan por alto su persona. 

¿Qué y quién es Él, parece una cuestión de poca importancia, siempre que sepan que Él ha logrado una obra de la que pueden asegurar la vida eterna. "Somos perdonados", dicen, "tenemos paz; todo está bien." Toman muy poco interés en la persona de Aquel que ha comprado estas bendiciones.

La redención es todo, y el Redentor es nada, o, al menos, muy poco para ellos. La suficiencia de su trabajo es todo, la gloria y la excelencia de su persona, nada.

¿Qué es esto sino egoísmo? Obtenemos todo el beneficio que se pueda de la obra de Cristo, y luego no tenemos ningún deseo por Él! Y este egoísmo se presenta en todas partes, en las acciones y el pensamiento de esta clase de personas.

Podemos rastrear en sus doctrinas: Sus puntos de vista de la expiación son egoístas, se enmarcan no en el principio de cómo Dios consigue cumplir su propósito y su gloria es mostrada, sino simplemente de cómo un pecador ha de ser salvo. 

Sus puntos de vista de la soberanía y la gracia de elección de Jehová son egoístas, siendo sólo tantos dispositivos para tomar el pecador fuera de las manos de Dios; y dejándolo en su propio control.

Sus puntos de vista de la obra del Espíritu son egoístas, siendo sólo un intento de hacer que su ayuda parezca menos absolutamente indispensable; y la propia habilidad del hombre y la fuerza de muy considerable en vano en el asunto de la salvación.

Pero aun cuando no se hayan adoptado esas opiniones egoístas de la doctrina, hay una tendencia hacia el egoísmo latente entre muchos, que sólo puede ser atribuido a su descuido de la persona de Cristo!

Su verdad es preciosa; Su trabajo es muy valioso; pero es con El con quien tenemos que tratar principalmente.


Es Jesús! Sólo Jesús! Jesús mismo! quien sentimos que sea absolutamente necesario!


Debemos ir más allá de la verdad "Aquel que es verdadero." La verdad es preciosa, pero en sí mismo es fría. Pero la gloria del Evangelio es lo que nos lleva hasta más allá de la verdad a su manantial de vida! No, nos introduce en el seno mismo del que salió del seno del Padre y ahora ha vuelto a él, llevando consigo todos los que el Padre a Él ha dado; allí, con Él morar en comunión feliz, un mundo sin fin!


traducido de https://www.monergism.com/strong-doctrine-coldness-toward-christ


Comentarios