¡Estais enamorados!



¡Estaís enamorados! ¿Pero qué significa eso? Muchos autores se han afanado por encontrar el significado del amor. Para nuestros fines, existen, a nuestro modo de ver, dos clases de amor:
En primer lugar, está el amor romántico, que es la emoción, el entusiasmo y la ensoñación de dos personas que están comprometidas. No perdurará exactamente en la misma forma, pero eso no importa. Claro está que es necesario que haya emoción en cada matrimonio, y durante todo el matrimonio. Pero no estará presente todo el tiempo sin interrupción; y además cambiará: ¡dejará de ser ese amor apasionado y palpitante de dos jóvenes enamorados que siempre están en una nube, que no pueden dejar de pensar el uno en el otro y que oyen violines siempre que su amado carraspea!
Esta clase de amor que tantas veces une a una pareja no es la clase de amor que se precisa para mantenerla unida.
En segundo lugar, está lo que llamamos el amor espiritual. No empleamos este término en un sentido religioso, sino en el de dos mentes que se encuentran y dos personas que se unen para formar una sola en pensamiento, intereses, propósitos y emociones. Es el amor que anhela el compromiso más que el mero placer, y que está preparado tanto para dar como para recibir. Este amor espiritual es fuerte y duradero. Es sólido, tiene los pies en la tierra en vez de tener la cabeza en las nubes. Es maduro y sabio, no meloso y sentimental. Es el amor que ofrece seguridad por medio del sacrificio, y no uno que meramente trata de conseguir placer sin pagar precio alguno.
Esta lectura es un extracto del libro No son ya más dos por Brian y Barbara Edwards. No son ya más dos es un libro de estudio para parejas que están preparándose para el matrimonio. Concebido en un estilo contemporáneo y accesible, se ocupa de los asuntos a los que se enfrentan dos personas que van a comprometerse a estar juntas durante toda su vida.
tomado del post http://www.ibrnj.org/estais-enamorados/ 

Comentarios