8 síntomas de falsa doctrina



8 Síntomas de la falsa doctrina
por Juan Carlos Ryle

Muchas cosas se combinan para hacer de la actual incursión de falsas doctrinas peculiarmente peligrosa.

1. Hay un innegable celo de algunos de los maestros de error: su "fervor" hace que muchos piensan que deben estar en lo cierto.

2. Hay una gran apariencia de aprendizaje y conocimiento teológico: muchos imaginan que estos hombres inteligentes e intelectuales seguramente debe ser guías seguras.

3. Hay una tendencia general a la libertad de pensamiento y la libre investigación en estos últimos días: a muchos les gusta demostrar su independencia de criterio, creyendo novedades.

4. Hay un deseo muy extendido de parecer caritativo y de mentalidad liberal: muchos parecen medio avergonzado de decir que todo el mundo puede estar en el error.

5. Hay una cantidad de medias verdades enseñadas por los modernos maestros falsos: están incesantemente utilizando términos y frases bíblicas en un sentido no bíblico.

6. Hay un deseo morboso en la opinión pública por un ceremonial sensacional, adoración más sensual, llamativa: los hombres son impacientes del trabajo interior que es invisible.

7. Hay una disposición tonta en todas las direcciones a creer a todo que hable inteligentemente, con amor y fervor, y la determinación de olvidar que Satanás se disfraza a menudo a sí mismo "como un ángel de luz" (2 Cor. 11:14).

8. Hay una muy extendida "credulidad" entre los cristianos profesos: cada hereje que cuenta su historia plausible es seguro que sera creído, y todo el mundo que lo pone en duda es llamado un perseguidor y un hombre de mente estrecha.

Todas estas cosas son síntomas peculiares de nuestro tiempo. Yo desafío a cualquier persona observante a que los niegue. Ellos tienden a hacer que los ataques de falsa doctrina en nuestro día particularmente peligrosos. Se hace más que nunca necesario clamar en voz alta: "No os dejéis llevar!

Tomado del libro de J.C. Ryle " Advertencia a las iglesias" [Banner of Truth, 1967]

Comentarios