Debemos Predicar a Cristo en cada Sermón?


Debemos predicar a Cristo en cada Sermón?
por Fred A Malone

La predicación fiel es expositiva, lo que significa que explica un texto bíblico en su contexto y se aplica el texto a los oyentes. Ha habido momentos, sin embargo, cuando he oído la predicación expositiva que hace poca o ninguna mención del Señor Jesucristo (por desgracia, he hecho esto por mí mismo). Si un no creyente se había sentado entre los oyentes, no habría escuchado lo suficiente del evangelio para ser salvo. Por otra parte, los santos no han escuchado lo suficiente de Cristo para vivir y obedecer por amor a Él. La Escritura enseña que cada sermón expositivo debe ser cristocéntrico.

La verdadera predicación no es:
  1. Un sermón expositivo, incluso de un texto del Nuevo Testamento, sin hablar de Cristo, exceptuando un llamamiento evangelístico al final.
  2. Un sermón lleno de ilustraciones y humor, mientras que sólo menciona nominalmente un texto, o el mismo Jesucristo, de vez en cuando.
  3. Una "serie práctica" sobre el matrimonio, la alegría, etc, sin explicar cómo la persona y obra de Jesucristo se aplica al matrimonio, alegría, etc
  4. Un comentario que se ejecuta en un pasaje de la Escritura sin predicar a Cristo porque Él no se menciona explícitamente en el texto.
Ninguna de estas medidas llena el requisito de la Biblia para predicar. La Escritura nos da instrucciones claras sobre cómo predicar. Considere lo siguiente.

1. Nuestro Señor Jesús y sus apóstoles practicaron la predicación cristocentrica. Cada palabra que nuestro Señor pronunció en última instancia, era acerca de su propia persona y la obra como nuestro profeta, sacerdote y rey, aun cuando expuso los textos del Antiguo Testamento, que siempre no lo mencionan explícitamente. Los apóstoles de Cristo siguen su ejemplo en su predicación. Cada sermón evangelístico en Hechos y toda carta se centra en Jesucristo. Las cartas fueron leídas a las iglesias en su totalidad, incluyendo las partes acerca de Cristo y el evangelio. En todas las aplicaciones de las epístolas, siempre hay una referencia a Cristo, su persona y su obra. No estoy diciendo que Jesucristo fue mencionado por su nombre en todos los textos de su predicación y la enseñanza de los apóstoles. Lo que estoy diciendo es que Cristo fue el fundamento y el objetivo de la proclamación de toda palabra de Dios

2.La Biblia manda a predicar a Cristo a los no creyentes y creyentes. En primer lugar, está claro que los apóstoles predicaban a Jesucristo como Señor y Salvador para los no creyentes (Hechos 5:42, 08:35, 11:20). Jesús es el centro de su mensaje. Cuando Pablo llegó por primera vez a Corinto para predicar el evangelio a los no convertidos, dijo, "Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, ya éste crucificado" (1 Cor 02:02). Jesucristo era la sustancia de la predicación evangelística de Pablo en Corinto. Pedro también predicó a Cristo en el día de Pentecostés, así como en los otros mensajes evangelísticos de Hechos (Hechos 2, 10, 17).

En segundo lugar, los apóstoles predicaban a Cristo a los creyentes. Los apóstoles constantemente ligo sus reprensiones, exhortaciones e instrucciones doctrinales a la persona y obra de Cristo, pasado, presente y futuro. Es imposible leer las epístolas sin ver que la persona y obra de Jesucristo es el punto central de la salvación y la santificación . Para los Colosenses, Pablo describe su predicación y la enseñanza a los cristianos: "A quien anunciamos, amonestando a todo hombre y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de que presentemos a todo hombre perfecto en Cristo" (Col 1,28). No hace falta mucha investigación para ver cómo Pablo le ató las exhortaciones a los cristianos de Corinto a la persona y obra de Cristo para ellos. Por ejemplo, al advertir contra el adulterio, Pablo dijo: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo "(1 Corintios 6:19-20). Pablo basa su advertencia contra el adulterio en la obra de Cristo. Cristo mismo es la sustancia de la predicación apostólica, tanto a los inconversos y los conversos. La Biblia manda centrados en Cristo predicando tanto a los no creyentes y creyentes.

3.La Biblia nos manda a predicar a Cristo en todos los sermones de cada texto. En Génesis 3:15, Jesucristo es declarado el centro de la revelación de Dios al hombre. Adán representó toda su posteridad y cayó en el pecado, rompiendo el pacto de las obras, que requiere perfecta obediencia de por vida. Pero Jesucristo, el segundo Adán, es el único mediador entre Dios y el hombre. Cristo satisfizo la justa ira de Dios en el pacto de la redención y Adán falló en hacerlo. Jesucristo es el único Salvador y Señor de todos los que creen en él. El Antiguo Testamento registra el desarrollo de la promesa de la redención en Cristo que se encuentra en Génesis 3:15. Y el Nuevo Testamento revela que Cristo vino a cumplir la primera promesa de Génesis 3:15. La propia estructura de la Biblia nos da un mandato teológico predicar a Cristo en todas las Escrituras, porque tanto en el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento están teológicamente centrados en Jesucristo.

Los predicadores en el Nuevo Testamento no predicaban en la forma que se ha convertido en una costumbre para nosotros. No tomaron un texto del Nuevo Testamento, la analizan, exponen, y luego aplicarlo. ¿Qué es lo que predican? Ellos predicaron el gran mensaje que les había sido comprometido a ellos, el gran cuerpo de la verdad del Evangelio, toda la doctrina de la salvación revelada desde Génesis hasta el Apocalipsis. Mi argumento es que esto es lo que siempre deberíamos estar haciendo, pero lo hacemos a través de exposiciones individuales de textos particulares. Esa es la relación entre la teología y de la predicación.

Así que, queridos hermanos, ¿estás predicando al Señor Jesús Cristo en cada sermón expositivo? ¿Puede un no creyente ser salvo por su exposición? ¿Puede un creyente escuchar lo suficiente de Cristo para ser trasladado a amarlo más y obedecerle por la fe que obra por amor? Que Dios nos ayude a proclamarlo!

Traducido con permiso del blog en ingles http://blog.founders.org/2013/06/should-we-preach-christ-in-every-sermon.html

Comentarios